domingo, 9 de abril de 2017

Grandes clásicos de la novela negra (X): Saga Millenium - Stieg Larsson

Karl Stig-Erland Larsson
 Escritor y periodista sueco (1954-2004). Salto a la fama tras su muerte con la publicación de la trilogía de novelas policiacas Millennium, formada por Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire.
La saga Millenium
 Los dos personajes principales de la serie son Lisbeth Salander, una hacker veinteañera antisocial con memoria fotográfica y Mikael Blomkvist, un periodista de invesitgación que edita una revista llamada Millennium.
Larsson planeó escribir una serie de 10 libros, pero debido a su repentina muerte en 2004, sólo pudo completar tres, que fueron publicados de forma póstuma.
Un cuarto libro, Lo que no mata te hace más fuerte o La chica en la telaraña (Det som inte dödar oss), el cual fue encargado al editor Norstedts para terminarlo, fue publicado en agosto de 2015. El libro fue escrito por el autor y periodista criminal David Lagercrantz y no está basado en ninguno de los borradores inconclusos de Larsson.
La serie de novelas, con algunos fallos estructurales de relieve, tienen su fuerza en dos pilares, bajo mi punto de vista, fundamentales: en primer lugar, la fuerza de sus personajes donde Salander va creciendo de manera exponencial a lo largo de la saga y Blomkvist, por contra, empieza siendo protagonista para acabar convertido en un complemento de la genial hacker. Todos los que hemos leído la saga hemos soñado alguna vez con escribir un personaje como Salander y en segundo lugar, la intensidad de su trama. Los libros de la saga son novelas de las que, una vez empezadas, no puedes librarte hasta terminar la última hoja. Te enganchan como si de una dorga te tratasen y, cuando las terminas, un profundo desasosiego te invade. No volver a leer nada sobre Salander de nuevo es algo con lo que tenemos que convivir todos.
De la ultima novela de la saga, escrita por Lagercrantz, no voy ni siquiera a hacer una critica. Me parece una burda maniobra comercial. Las novelas de Larsson son, para cualquier amante de la novela negra, simplemente imprescindibles.