sábado, 19 de noviembre de 2016

Como ganar un concurso literario

Todo aquel que empieza a hacer sus pinitos en el mundo del libro sueña con verse en algún momento a si mismo ganando un gran premio literario. Encima de un estrado enmoquetado, con una multitud enloquecida que vitorea semejante despliegue de calidad literaria, recogemos un descomunal talón de cartón piedra ante el asombro del mundo del libro, que ve renacer en ti sus esperanzas de regeneración. Y entonces te sientes mojado...y te levantas de la cama desorientado mientras tu perra intenta en vano seguir lamiendo tu cara. Fin.
 Aunque cualquiera puede participar en un concurso literario, ganar ya es harina de otro costal. En esta entrada os daré algunos consejos para poder, al menos, tener posibilidades. Hay van:
-Disfrutar. Primera norma fundamental y sin la cual no tiene sentido que sigas sumando letras. Si escribir no te apasiona, tus escritos pueden llegar a ser correctos pero grises. Cuando disfrutamos de la escritura, nuestra literatura se impregna de ese aroma.
-Leer y corregir. Esta secuencia es la parte más dura e ingrata del oficio. Y normalmente, a mayor repetición de la misma, mayor aumento de la calidad del escrito. Pico y pala. No hay otra.
-Escoge bien. Aunque posible, la posibilidad que ganes un concurso literario de una cuantía alta es ínfima. En los de mayor prestigio concursan autores de renombre y con una amplia experiencia. Busca los de menor cuantía, que sean cerca de tu localidad y que se adapten a tu estilo. Empieza por abajo con calma.


-El jurado. Aunque en la mayoría no se conoce el nombre de sus miembros, puedes fijarte y leer los relatos ganadores de años anteriores. Verás tendencias de temas, de estilo, de niveles de complejidad,... La información es poder.
-Persistencia. Se obstinado, no cejes en tu empeño a la primera contrariedad. Si no ganas al principio, insiste. Relee los relatos eliminados y reescribelos. Muchas veces de un relato perdedor puede llegar a salir una verdadera obra de arte. Hay miles de concursos y son anuales. Ten fe.
-Se diferente. Todas las grandes historias ya han sido contadas. Lo interesante es reescribirlas de manera novedosa. Dale la vuelta al argumento, retuerce los personajes, cambia la ambientación,...lo que sea por ser innovador. Llama la atención.
-Corrección ortotipográfica. Si quieres tener posibilidades, tu relato debe estar perfecto. Corregido, bien paginado, con márgenes adecuados y sin borrones. Una buena presentación da idea de que el interior también va a estar cuidado por lo que el cribador te pasará al grupo de los leídos. Se paciente e invierte en aumentar tu calidad. No te dejes presionar por plazos.
 Por último, quiero animarte. Yo empecé como tú estás ahora y aunque tampoco es que haya llegado excesivamente lejos, ya tengo en mi haber más de una decena de premios, accesits, menciones y relatos publicados en diversas antologías, además de una novela ya en el mercado y de otra que viene en camino. Y todo eso, con mi esfuerzo y autodedicación, sin padrinos ni amigos en el jurado. Si quieres, puedes.