miércoles, 13 de julio de 2016

¿En que coño pensamos los hombres?

 Se que puede parecer un titular algo soez pero tiene su justificación. ¿En que coño pensamos los hombres? Acabo de terminar de ver el documental de CUATRO titulado esclavas (#esclavas). Al parecer es una serie documental en la que, en cada capítulo, abordan la vida de una mujer víctima de la trata de blancas. Lo he cogido a la mitad pero el programa se puede ver integro en la página web de la cadena. Es cierto que en las recreaciones tienen cierto tono melodramático pero es sobrecogedor.  La chica del caso de hoy se llama Olga.
 Año 2000. Olga es rusa y con 20 años, tras la muerte de su madre, decide irse a Alemania para tener más oportunidades. Allí es engañada por su mejor amigo, que le ofrece trabajo y vivienda en España. Cuando llega, Olga lo hace directamente a un prostíbulo que parece una cárcel. Durante el día están recluidas en sus habitaciones y por la noche trabajando. Tienen prohibido salir a la calle y solo pueden salir al exterior para estar en un pequeño patio con unos muros enormes y alambre de espino, sin posibilidad de escapatoria. Un millón y medio de pesetas. Esa es su deuda. ¿Os hacéis la imagen en la cabeza?
 La chica, que se rebela contra lo que le pasa, recibe palizas día si y día también a manos de un capo de "etnia" gitana (pongo lo de etnia entrecomillado para que no me tachen de racista ya que malnacidos los hay en todas las casas). Oscar se llama la criatura. Vejaciones, insultos, gritos y amenazas. ¿Te lo imaginas?
 Al final, tras una paliza en la que le rompen las costillas y le revientan un timpano entre otras lindezas, consigue escapar gracias a una redada policial (aunque la policía buscaba drogas y armas ya que en el año 2000 las prostitutas se la traían un poco al pairo). Olga, gracias al azar, hoy día esta viva y feliz.
Solo tengo una pregunta en la cabeza.
Sabiendo lo que se sabe hoy en día, ¿cómo puede nadie irse a un puticlub a echar una canita al aire?
Puede ser tu hija, tu sobrina o tu prima. En España 9 de cada 10 mujeres que se prostituyen lo hacen forzadas o amenazadas, 7 de cada 10 sufren palizas o vejaciones y sólo en 2015 fueron liberadas más de 8200 mujeres de redes de trata de blancas. ¡¡¡8200!!!....¡¡¡En un año!!!
Así que cuando se acerque la despedida de soltero de tu hermano, te reencuentres con los amigos del pueblo o te apetezca echar una canita al aire... ¡mirate una porno antes y no contribuyas con tu visita a alimentar este monstruo!.....Y es que, en los últimos diez años, el número de prostíbulos en España ha pasado de unos 800 a más de 1500. Me voy a dormir echo polvo...¡El barco se hunde, amigos!