lunes, 6 de junio de 2016

Talento perdido, ¡si eres un genio, vete de España!

 Dice el refrán que nadie es profeta en su tierra. En el día de hoy me he enterado que uno de mis primos, Ángel Gálvez Merchán, ha conseguido una beca para el prestigioso CALTECH de California, considerada la mejor universidad del mundo desde hace casi una década. Serán 6 años con todos los gastos de matricula pagados (45.000 dólares al año) y un sueldo como investigador para que pueda realizar y conseguir allí su doctorado. Angel será uno de los once elegidos de todo el mundo (el único de toda Europa) que han obtenido la beca de sus sueños. ¡Enhorabuena!
 ¿Hasta cuando va a seguir España desangrando su materia gris? ¿Cuantos investigadores, informáticos, ciéntificos, médicos y demás gente brillante, destinada a ser el motor intelectual de toda una generación, ha de irse para que nos demos cuenta que nos estamos muriendo? ¿O es que a los políticos de turno sólo le interesan que se queden aquellos enamorados de "Mujeres y Hombres y vicemierdas"? Esos son felices con ver chonis, chulos y fútbol en distintas proporciones y son fáciles de adoctrinar y cabalgar. 
Está claro que España no puede competir de la noche a la mañana con centros pioneros del nivel del CALTECH, donde la inversión privada es brutal. Tampoco es que yo abogue por retener, a la fuerza, al inmenso talento que nos desborda como país. Se trata, simplemente, de darle un uso inteligente a tus recursos, a tus activos. De aprovechar a la gente de tu tierra para investigue, desarrolle y cree. Porqué cuando un instituto encuentra una vacuna o hace un descubrimiento o crea alguna patente inhovadora, necesita de ingenieros técnicos que creen maquinaria para desarrollar su idea, técnicos que supervisen el proceso, administrativos, personal de limpieza, transportistas, comerciales,...porque, de una gallina bien cuidada, a lo largo de muchos años pueden salir muchos huevos. En España, o matamos la gallina para hacer caldo o la regalamos al vecino a precio de saldo.
Por mi parte, tengo ya tantos familiares, amigos y conocidos con talento lejos de este triste país que me estoy empezando a plantear seriamente el cambiarme de ciudadanía a cualquier otra que me ofrezcan. Ha aumentado tanto el porcentaje poblacional de políticos, chupatintas, descerebrados e idiotas que superamos con creces el umbral de lo permitido porque, no os engañeis, de estos últimos nuestro país es líder en creación y no de exportación (estos no se van ni con agua caliente). Así nos va. Y así nos va ir. Pero ojo ¡El Real Madrid es otra vez campeón de Europa y la Esteban saca nuevo libro! Pan y circo. Como diría el gran Forges...¡Paaís!!