sábado, 11 de junio de 2016

Grandes clásicos de la novela negra (V)

Raymond Chandler

Raymond Thornton Chandler fue un escritor angloestadounidense (1888- 1956). Tras unos duros inicios en la vida  por culpa del alcoholismo de su padre, se mudó siendo niño a Inglaterra con su madre. Se formó en distintas escuelas de diverso prestigio para, cumplida la mayoría de edad, empezar a viajar como corresponsal para el London Daily Express, por Francia y Alemania. Llegó incluso a participar en la primera guerra mundial con el ejercito canadiense y acabada la guerra, consiguió trabajo como empleado de banca en California, donde pasaría el resto de su vida.
Su peculiar estilo literario (que imita a Dashiell Hammett) consiguió dignificar a la novela negra.
Entre sus obras cumbres destacan entre otras El sueño eterno, La ventana siniestra y su obra cumbre El largo adios. Sus últimos años fueron una tortura tras la muerte de su mujer, llegando a intentar suicidarse en dos ocasiones.

El largo adios

Publicada en 1953, es la más extensa de las novelas de Chandler. Creador de uno de los detectives privados ficticios más famosos de la historia, Philip Marlowe, la novela trascurre a través de una enrevesada trama. Marlowe traba amistad con un millonario consorte, T.Lennox. Veterano de guerra, Lennox es una criatura débil y atormentada por la que Marlowe pronto siente debilidad y al que intentará ayudar a escapar de su azarosa vida. El asunto se complica cuando la esposa aparece muerta y el detective se ve implicado comos sospechoso y cómplice del crimen. 
Deliciosa elección para los largos días de verano que se avecinan.