martes, 19 de abril de 2016

Grandes clásicos de la novela negra (II)

Arthur Ignatius Conan Doyle
Arthur Ignatius Conan Doyle (Edimburgo, 1859- Crowborough,1930) fue un escritor y médico británico, creador del célebre detective de ficción Sherlock Holmes. Fue un autor prolífico cuya obra incluye relatos de ciencia ficción, novela histórica, teatro y poesía aunque es por las historias de Holmes por lo que ha pasado a la posteridad. A pesar de diversos rumores aparecidos en los últimos años con la sombra del plagio (no demostrados, por supuesto), se considera uno de los grandes iconos de la literatura universal.
 Es especialmente curiosa la relación de amor y odio que mantiene, a lo largo de su vida, con la figura de Sherlock Holmes, llegando a desear en varias ocasiones incluso la muerte al original detective.

El sabueso de los Baskerville 

Sherlock Holmes, escoltado por su fiel doctor Watson, acuden a una antigua mansión para intentar resolver un misterioso crimen. Sobre los habitantes de la casa de los Baskerville pesa una terrible leyenda: un demonio, en forma de perro gigantesco, se les aparece cuando suena la hora de su muerte. La muerte de sir Charles, el último de los Baskerville que vivía en la antigua casa, pondrá en jaque a los habitantes de la mansión en los pantanos de Grimpen.
De esta novela se rodaron cerca de 30 versiones, entre películas y series de televisión. La primera fue rodada en 1921. Sherlock Holmes y el doctor Watson son, sin lugar a dudas, una de las grandes figuras icónicas de la novela negra.