jueves, 24 de marzo de 2016

Que debemos hacer para escribir mejor

 Estás sentado delante de tu ordenador, con tu música preferida de fondo. Tienes un buen PC, una buena idea, has hecho varios cursos de escritura creativa y te has comprado lo último en software para corregir textos y hacer una buena edición editorial pero, ¿es esto suficiente para llegar a escribir bien?
 Conseguir llevar a cabo una escritura de calidad y nivel es siempre una de las obsesiones que atormentan a cualquier escritor. Dejando al margen la cuestión de gustos por un determinado estilo literario, conseguir escritos de una buena calidad debería ser el principio por el que se guiase cualquier escritor, desde el más amateur que escribe su primera novela al consagrado que encadena best-sellers uno detrás de otro. He aquí una serie de pautas, conductas y consejos que te ayudarán en este cometido:
-Olvídate de ser el mejor. En el fondo de su pluma, cualquier escritor se obsesiona en mayor o menor medida por ser el escritor más reconocido en su género. Esta presión mental limita al máximo tu creatividad y te consume la mayor parte de tus energias. Conformate con escribir bien.
-Tú eres el responsable de lo escribes. No debemos dar a nadie el poder de influir en nuestra escritura. Tus tramas, tus giros y tus personajes son tuyos y no de tu amigo, tu editor o tu corrector. No cambies tus escritos, al menos en la esencia, porque a otro no le guste. Si no le gusta, que escriba él mismo su propia novela. Uno debe estar dispuesto a admitir determinados cambios en la historia pero no en la esencia. No te vendas.
-No te autodestruyas. Este consejo va orientado a aquella gente que se cree peor escritor que nadie. Al igual que el primer consejo, los extremos no son válidos. Ni eres el mejor ni eres el peor. Sólo eres tú. Encontrarás gente a la que le encantes y otros que te odien. Disfruta de ambos lados de moneda. No te martirices ante la crítica negativa.
-Renuncia al miedo a exponerte. Como ya dejamos reflejado en esta entrada del blog, http://franciscomerchan.blogspot.com.es/2015/09/dramas-de-escritor-el-miedo-ser-leido.html,
exponerse a los lectores puede llegar a ser aterrador. Siempre habrá buenas y malas críticas. Lee con calma las malas para aprender y no te hinches el ego con las buenas. No hay nada más placentero como la crítica positiva de un lector que te confirma haber pasado un buen rato con tu libro.
-Abandona el pasado y las excusas. Estar siempre pensando en porqué no empezastes antes con una novela, el porqué tardaste tanto en acabar aquel texto o cosas por el estilo no te harán ningún bien. Deja atrás los probelmas y empieza a pensar en positivo. No te puedes tirar media vida lamentándote.

 Escribir es un proceso complejo y que requiere, además de cierto talento, muchas dosis de pasión, esfuerzo y trabajo. Si no conseguimos disfrutar con ello, puede llegar a convertirse en una auténtica tortura. Suelta amarras, arroja el lastre por la borda y empieza a disfrutar de la pasión de escribir, seas un aprendiz de juntaletras o el mismísimo Jhon Grishman. ¡A disfrutar!