domingo, 24 de mayo de 2015

Publicar tu novela: ¿Sueño o Utopía?

Cualquier persona que se siente a escribir tiene, aunque no lo confiese, un secreto que ronda su cabeza desde que une las palabras de la primera frase de su obra. Ese pensamiento no es otro que el conseguir ver su obra publicada. Después de meses o años robados de tiempo familiar y de ocio, de horas llenas de correcciones, cambios y modificaciones llega el momento en el que miras ese fajo de folios mecanografiados y piensas "Ya está. Lo he conseguido. He terminado mi novela". Inocente, abres la página de google y escribes con determinación la búsqueda "Como publicar mi novela". Buceas entre miles de artículos (unos mucho más prácticos que otros) sin sacar muchas cosas en claro. Desde mi corta experiencia hay tres formas básicas de publicar tu novela:
 - Tradicional. Después de revisarlo una y mil veces, decides que el texto esta listo. Así que imprimes y encuadernas con cariño varias copias de tu novela y buscas por internet nombres de editoriales. El primer error que cometemos es escoger las editoriales más clásicas. Planeta, Anagrama o Tusquets no suelen publicar autores noveles. Estos pesos pesados actúan de otra forma. Buscan autores que ya se están consagrando en otras editoriales más pequeñas y los fichan. Si quieres intentar la forma tradicional busca editoriales pequeñas, que se aproximen al estilo de tu novela y que, sobretodo, admitan manuscritos. Si tienes la suerte que una de ellas te acepte, estas de enhorabuena. Si no, hay otras opciones.
 - Concursos. En España al año hay más de cinco mil concursos literarios. Muchos de ellos son de novela. Existen de todo tipo en cuanto a cuantía, publicación o no de la obra, promoción y otros aspectos. Hay concursos organizados por talleres creativos, ayuntamientos, grupos lectores o en honor de algún escritor local. Busca el que se acerque al estilo de tu novela y que cumpla los criterios del organizador. Será difícil que ganes el premio Anagrama de novela de jóvenes valores pero es posible que tengas opciones en algún certamen menor. Hojea, si es posible, las novelas ganadoras de años anteriores y escoge bien. Y, aunque parezca imposible, se pueden ganar. Puede ser que alguno esté preparado para un determinado autor pero, desde mi experiencia, la mayoría son honrados.
 - Autopublicación. Esta modalidad está en auge. Es un caramelo muy apetitoso el poder publicar sin que nadie te lo autorice. Puedes pedir tu propio ISBN y con diversos programas cómo LULU, Bubok o Amazon preparar y publicar tu obra. Probablemente venderás entre 50 o 100 libros con cierta facilidad, que irán a parar directamente a manos de familia y amigos. Luego, la cosa se complica. Si has hecho un pedido grande te va a tocar ir vendiendo por las ferias de los pueblos de tu zona, hacer mucho autobombo por redes sociales e intentar conseguir que algunas de las librerías de tu zona ponga a la vista algunos de tus ejemplares. Será una tarea ardua y difícil en las que las ventas de tu libro crecerán de manera muy lenta. Para gente con mucha paciencia. Eso si, cada libro que vendas será una victoria personal y moral.
      A buen seguro que hay muchas más opciones de publicar tu novela pero creo que, las más importantes, están aquí resumidas. Este artículo no está hecho para desanimarte sino para que veas con algo más de claridad las distintas opciones. Por último quiero que tengas en cuenta un dato: Ernest Hemingway fue rechazado 27 veces antes de ser publicado. Así que animo y ¡a escribir!