martes, 3 de febrero de 2015

Como promocionar tu libro

Muchos nos estamos iniciando ahora en el mundo de la escritura y somos a menudo blanco fácil de editores de poca monta y otros tipejos que, bajo la imagen de autopublicación compartida, nos intentan sacar una buena tajada sin darnos mucho a cambio. Probablemente se aprovechen de nuestro ego desproporcionado al escuchar falsas promesas de ver nuestro libro en unos pocos meses en la lista de best-seller del Corte Ingles o de una candidez típica de alguien que piensa ganarse la vida juntando letras sin esfuerzo. La primera lección es la siguiente: "Nadie regala duros a cuatro pesetas". Así de simple. Desconfía de alguién que te lo de todo sin nada a cambio.
   Lo primero que hemos de pensar es si nos merece la pena autoeditar nuestro libro con alguien que no va a cuidar la calidad del mismo porque ni siquiera va a leer lo que escribes. Le dará igual que tu historia no tenga pies ni cabeza o que haya errores de ortografía. El caso es sacarte el dinero a ti y a los cincuenta amigos y familiares más próximos que tengas. Si crees que tu libro es especial, merece un trato mejor que eso, ¿No crees?. 
   Empezamos a ver entonces que una clave puede ser autopromocionarse. Esto no es flor de un día sino un esfuerzo de muchos años y en el que además de formarte como escritor debes hacerlo en otros muchos oficios. Lo más difícil de conseguir es interesar a alguien lo suficiente como para que quiera leernos. Aunque el precio sea irrisorio, los lectores tienen tanta oferta disponible que debemos llamar su atención. Trabajo, trabajo y trabajo. Tendrás qie luchar por cada lector. No hay más. 
  Una buena forma de promoción son los blogs. Casi cada autor novel  tiene uno y lo enfoca desde distintos puntos de vista. Actualiza entradas con regularidad y contenidos de calidad. Haz que la persona que entre quiera volver. Es un proceso lento pero gratificante. Seguro que algún amigo manitas con el ordenador te podrá ayudar.
  Realizar un vídeo promocional también es una buena manera de darse a conocer. Aunque hay algunos por ahí bastante cutres es posible que consigas un resultado óptimo con un poco de esfuerzo. Pueden llegar a hacerse virales, generando mucha afluencia de visitantes. Pero debes tener algo en cuenta: tus datos de contacto, web y blog han de estar bien visibles.
  También es común el uso de archivos Copyleft. Es una forma muy eficaz de autopromoción, que abordaremos en otro post. Recordad que esta es una carrera no de sprint sino de fondo. Animo y ¡A correr!.