lunes, 19 de enero de 2015

Ciudad muerta: Sigue la indignación

         Hay gente que parece que todavía no se ha enterado que las cosas están empezando a cambiar y se resisten a ser simples mortales. Tras censurar parte del documental sobre los hechos que acabaron en el suicidio de Patricia Hervas, la Fiscalía de Barcelona sigue sin ver indicios claros que permitan siquiera pensar en reabrir el caso. Al parecer parece no haber motivos suficientes aunque en ese fragmento de documental (que por cierto ya acumula en Internet más de 360.000 visitas) se ve, con claridad absoluta, al jefe de información de la guardia urbana de Barcelona ser reprendido por el juez por falsear pruebas y lanzar rumores también falsos sobre su persona. Y eso, a pesar que los informes de este tipejo fueron los argumentos de peso para encerrar a los tres sudamericanos y a los dos jóvenes que estaban en el hospital (Alfredo y Patricia). ¿Qué validez moral tiene un informe de una persona que ha demostrado claramente su baja estofa moral? ¿El lobo es el que guarda a las gallinas? ¿Y encima es lo correcto? Esto ya roza la demencia. Es de una vergüenza tan vil que causa hasta sorpresa. En esta situación podríamos estar muchos de nosotros. Cualquier chaval que hubiese paseado por aquella zona y que simplemente vistiese distinto a lo "normal". Ser culpables por estar en el momento inoportuno y en el sitio menos apropiado. Si este caso no se reabre y se celebra un nuevo juicio es que ya que no queda nada que funcione bien en este país. Esperemos que por una vez alguien haga bien su trabajo. 

Aquí os dejo el enlace del fragmento censurado. Juzgar vosotros mismos

http://www.locierto.es/show_story/ciutat-morta-fragmento-censurado-108.html